Nuevo caso de negligencia medica contra mujer embarazada en Oaxaca

7 Mar, 2014 by

Autoridades de Villa Tututepec, Oaxaca, denunciaron ayer un nuevo caso de negligencia médica contra una mujer embarazada: el de Laura Jarquín Reyes, quien al no recibir atención de los doctores dio a luz afuera de un Centro de Salud.

Con este hecho, la entidad gobernada por Gabino Cué Monteagudo suma ocho casos ligados a la mala atención por parte de instituciones de salud, lo que es alarmante en la víspera del Día Internacional de la Mujer, por ser otro tipo de violencia contra personas del sexo femenino, coincidieron Organizaciones No Gubernamentales (ONGs).

Sin embargo en México, los feminicidios y agresiones como la explotación sexual también han ido en aumento, sin que exista una respuesta satisfactoria por parte del gobierno federal para erradicar la problemática.

El gobierno federal, por ejemplo, ha negado la alerta de género en Oaxaca, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Chihuahua y Nuevo León, entidades con altos índices de violencia y en los que organizaciones civiles han solicitado la declaratoria.

Ayer, la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos denunció que en lo que va del 2014 se han documentado 13 casos de muertes violentas contra mujeres, que pudieron ser evitadas si se hubiese emitido la alerta.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2011 (ENDIREH 2011), 46.1 por ciento de las mujeres mexicanas de 15 años y más sufrió algún incidente de violencia por parte de su pareja (esposo o pareja, ex esposo o ex pareja o novio).

En cuanto a la violencia emocional, cuatro de cada 10 mujeres en el país fueron “humilladas, menospreciadas, encerradas, destruido sus cosas o del hogar, vigiladas, amenazadas con irse la pareja, correrlas de la casa o quitarle a sus hijos, amenazadas con algún arma o con matarlas o matarse la pareja”, dice la encuesta.

En relación a la violencia física, a 13 de cada 100 mujeres en México su pareja las golpeó, amarró, pateó, trató de ahorcar, asfixiar y agredió con un arma, mientras que a siete de cada 100 mujeres sus parejas las obligaron a sostener relaciones sexuales.

Amnistía Internacional (AI) expuso también que existe “una ofensiva global” contra los derechos sexuales y reproductivos de las femeninas.

En su informe Mi cuerpo, mis derechos destacó la “creciente represión que se ejerce en muchos países del mundo”.

“Es increíble que en el siglo XXI haya países que consienten el matrimonio prematuro y la violación conyugal, o que criminalizan el aborto”, dijo Salil Shetty, secretario general de AI.

FEMINICIDIOS

En México, según un informe de la ONU, se comenten 6.4 feminicidios al día y las autoridades federales no han respondido de manera adecuada ante esta situación.

De acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios, el reglamento a la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre sin Violencia, que incluye nuevas disposiciones para decretar la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG), es ineficaz e inútil. “De ninguna manera es mejor.

El nuevo reglamento vino a reglamentar una serie de obstáculos que ya había como la falta de objetivad y parcialidad en el procedimiento.

Pareciera que va a facilitar el procedimiento, pero es cada vez más parco, limita la publicidad del procedimiento, una serie de obstáculos por la forma en la que se integra el comité que va a realizar la investigación, donde el gobierno es juez y parte y limita la imparcialidad del mecanismo”, dijo Rodolfo Manuel Domínguez Márquez, jurídico del Observatorio.

Ayer, la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos exigió también la emisión de la Alerta de Violencia de Género que hubiese prevenido y evitado que se siguieran perdiendo vidas de mujeres.

Además informó que este día se realizará un acto en el zócalo de Cuernavaca para luchar por la vida y la libertad de las mujeres y en contra del feminicidio. “Lejos de que se tomen estas acciones, el gobierno ha simulado llevar a la práctica las medidas emergentes que el gobierno federal a través del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) sugirió y que el propio gobierno estatal publicó mediante decreto que no se ha cumplido en la realidad”, denunció ese organismo civil.

EXPLOTACIÓN SEXUAL Con motivo del Día Internacional de la Mujer, la ONU informó que el número de víctimas de la trata de personas que son del sexo femenino corresponden a 55 por ciento del total mundial.

Y también ayer, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Puebla rescató ayer a 13 mujeres que eran explotadas sexualmente en un hotel ubicado en la Colonia Centro de esa ciudad.

La dependencia explicó que las indagatorias llevadas a cabo por la Fiscalía General Jurídica, de Derechos Humanos y Atención a Víctimas del Delito, también permitieron detener a dos presuntos responsables del ilícito, Areli Ochoterena Chevalier o Irene Cruz Mendoza y Ricardo Rodiles Espino, de 39 y 48 años, respectivamente.

De acuerdo con las indagatorias, estas personas se encargaban de asignar los cuartos, en donde las víctimas brindaban sus servicios.

Durante las diligencias, también fue rescatada una menor de 14 años, hija de los ahora detenidos, quien a pesar de que no era explotada sexualmente, presentaba trastornos alimenticios y habitaba en dicho inmueble con sus progenitores.

VIOLENCIA OBSTÉTRICA

De acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el avance en el caso de la mortalidad materna es insuficiente comparado con el objetivo planteado para 2015. De los casos que pusieron en alerta a Oaxaca, cinco fueron por mujeres que dieron a luz afuera de hospitales públicos, otro fue por una fémina que perdió a su bebé aún estando éste en su vientre tras la falta de atención por parte del personal.

Y una más falleció porque el personal médico olvidó una tijeras dentro de su matriz. Los eventos registrados de 2013 a la fecha, por lo menos en Oaxaca, han sido de violencia obstétrica porque se ha puesto en peligro la salud de la madres y sus hijos que no fueron atendidos con las medidas clínicas adecuadas, afirmó Karina Falcón, directora del Colectivo de Investigación y Educación para una maternidad Empoderada y Respetada (CIEMER).

Falcón explicó que uno de los principales problemas por los que ocurre la negligencia médica se da por que a las mujeres se les ve como enfermas, por lo que se les medica y se les trata como un paciente más, cuestión que afecta de manera significativa en la omisión de atención en los casos y es así como los médicos las mandan a sus casa.

Además, los protocolos que se manejan en el parto son obsoletos o incluso que carecen de una explicación científica.

Al respecto, la especialista comentó que los casos en que no se atiende a las mujeres cuando están a punto de dar a luz, también son de violencia obstétrica, ya que las mujeres tienen derecho de ser atendidas de forma adecuada desde su embarazo hasta días después de haber parido.

 

SINEMBARGO.MX

Artículos Relacionados

Etiquetas

Comparte